El día a día en el trabajo: qué hacer o no hacer para sobrevivir en este entorno.

Navegando hace unos días por reddit di con un comentario sobre cómo mejorar en el día a día (tanto laboral como personal) que me pareció realmente interesante y quería compartirlo con vosotros. El comentario lo escribe el usuario FRIENDLY_CANADIAN que trabaja para el Gobierno Federal y que ha trabajado para oficinas relacionadas con el Parlamento.

  • Que nadie te intimide, todo el mundo está representando un personaje, portando una máscara.
  • No tengas miedo a preguntar; te hace parecer interesado y seguro que algo aprenderás. Puedes aprender cualquier cosa si te esfuerzas lo suficiente. Cualquier cosa que alguien sepa, la ha aprendido a lo largo de su vida. Cualquiera, incluso la persona más sabia. Realiza preguntas abiertas en una conversación (aquellas preguntas que requieren una respuesta elaborada, a diferencia de las preguntas cerradas que pueden ser respondidas con un simple sí o no).
  • Relacionado con el punto anterior, aprende a posicionarte a favor o en contra en un número variado de temas de conversación. Si puedes realizar esto, puedes tomar cualquier postura en cualquier situación. Ser capaz de criticar cualquier punto de vista en un aspecto básico en la persuasión y en el aprendizaje.
  • Cuando estés en una conversación, utiliza una postura corporal abierta. Aprende la diferencia entre lenguaje corporal abierto y cerrado. Cuando te encuentres incómodo, imita el lenguaje corporal de la persona con la que estés hablando.
  • Aprende a parafrasear y resumir para asegurar que sea fácil entenderte y no haya problemas en la comunicación. En la misma línea, si vas a utilizar el teléfono en un ambiente laboral de forma regular, grábate hablando. ¿Es fácil entenderte? ¿Hablas demasiado rápido? Etc. Ponte en la piel de los demás.
  • El conocimiento es poder. No te quedes en lo superficial, además de aprender cómo cumplir con tu trabajo, aprende también por qué se hace de esa forma. Mejóralo si es posible. Demuestra tu conocimiento a tus jefes, te harás notar.
  • Ve a tus superiores con soluciones en lugar de problemas. Haz su trabajo más fácil, aprende cómo trabajan y entonces podrás ser mejor que ellos y así tener más posibilidades de ser ascendido.
  • Tu actitud es todo. Aprende a lidiar con el estrés sin cambiar tu comportamiento. Hacer un trabajo estresante es una cosa, pero hacerla mientras parece que no sea nada es otra cosa. Es otra de las razones por las cuales el conocimiento es importantísimo – cuanto más sepas, más confiado en tus posibilidades estarás y por lo tanto mejor te verán desde fuera.
  • Aprende cómo comportante en situaciones de etiqueta. Puede parecer estúpido, pero es la base de la cortesía en los negocios y además marca la diferencia.
  • No quemes puentes. Tu antiguo jefe puede ser algún día el nuevo director de tu empresa.
  • Construye una red de contactos, sé su fuente de información y permite que ellos sean la tuya. Incluso quedar para tomar una cerveza con un antiguo compañero una vez al año puede mantenerte en la onda de tu antigua oficina. Antiguos compañeros de trabajo pueden que hayan adquirido nuevas responsabilidades en esa oficina en la que siempre has querido trabajar… Tómate una cerveza con ellos y pregúntales. Todo circula alrededor de los contactos y la información.
  • Encuentra tus aliados. Seguramente haya gente que os quiera hundir, pero también hay gente que se preocupa por vosotros. Una vez que estés seguro que esa persona es tu aliada, lánzale algún comentario gracioso y fuera de tono de vez en cuando en una situación relajada (nada soez) un chiste malo o similar, algo que se salga de la tónica general del trabajo. De esta manera, estás “dejándoles entrar” en tu círculo, haciéndoles sentir cómodos a tu lado.
  • Nunca, nunca, nunca cotillees en el trabajo si lo puedes evitar. Es la maldición de los trabajos en oficinas. Lo peor que te puede pasar es que sea recurrente el comentario de “Pues el otro día Tim dijo…” No seas Tim, por favor.
  • Si quieres averiguar si puedes confiar en alguien, puedes. Prueba a repetir un cotilleo que te hayan contado cambiando un hecho clave, y pídeles que te guarden el secreto. Si te llega el rumor que acabas de inventarte a través de otra persona, ya puedes tacharla de la lista. Siendo sincero, he terminado confiando en tan sólo 1 persona de cada 20 ó 30 que he conocido. La mayoría de las personas no saben estar calladas, por desgracia.
  • Nunca, nunca, nunca cuentes a nadie nada que no quieras que sea repetido. Practica esto, es más difícil de lo que parece.
  • Si vas a decir a alguien que se equivoca, siempre es mucho mejor ponerte como punto de referencia, por ejemplo:
    • Mal: Lo siento John, pero no creo que tengas un gran conocimiento de esta ley, ya que dice exactamente lo contrario a lo que estás diciendo.
    • Bien: Ey, John. Me estaba preguntando si he entendido esta ley correctamente, ya que por lo que yo entendía, dice esto… ¿Me equivoco?

Esto es realmente útil en reuniones en las que nadie quiere que se le diga que se ha equivocado. Poniéndote como punto de referencia también deja campo para que otros puedan entrar en la conversación en lugar de centrarla en el pobre John.

  • Admite tus errores e intenta solucionarlos lo antes posible. A nadie le gustan los que se escaquean.
  • Conoce dónde encontrar la información relevante relacionada con tu trabajo. No necesitas conocer todas las respuestas, tan sólo saber dónde están para poder consultarlas cuando sea necesario.
  • A las empresas les encantan los acrónimos. Un gran paso que se puede tomar en un nuevo puesto de trabajo es aprender los acrónimos más utilizados lo antes posible. Puede sonar estúpido, pero es más estúpido no conocerlos. Pregúntale a algún compañero por un listado de “acrónimos más usados y apréndelos. No parece muy complicado, ¿verdad? Veamos las ventajas:
    • Entenderás perfectamente las conversaciones a tu alrededor sin tener que preguntar qué significa X ó Y. De nuevo, refuerza tus dotes comunicativas y rompe barreras. Saber que Jack está hablando del Comité de Ordenación Técnica es mejor que saber que saber que están hablando del COT. ¿Qué narices es COT? Aprenderte los acrónimos es como una chuleta en el examen de empresa.
    • La razón más importante para aprenderte los acrónimos: a la gente le encanta sentirse importante, y usar acrónimos es una forma de recordar a los demás cuán importantes e inteligentes son. Aprenderte los acrónimos también te ayudará a integrarte más rápido en tu grupo de trabajo. Además… ¿Quiénes usan más los acrónimos? Directivos, ejecutivos… No sólo estarás mejor informado, puedes incluso sorprender a tus superiores cuando realices preguntas (¡abiertas!) con un puñado de acrónimos desde el primer día.
  • Si tienes algún problema con un compañero de trabajo, háblalo primero con esa persona en privado antes de tomar cualquier decisión. Puede que soluciones el problema y si no, entonces coméntaselo a un superior comenzando diciendo que has intentado solucionarlo de todas las maneras posibles. También es una pregunta utilizada habitualmente en entrevistas de trabajo “¿Qué harías si vieses a un compañero robar material de oficina…?”

Explícales que su comportamiento es incorrecto y que te posiciona en una situación comprometida que quieres solucionar. De no ser así, te forzará a indicarlo a un superior por la situación en la que te ha metido. Déjale que averigue la solución al problema.

Estos son consejos que a todos nos pueden ser útiles en cualquier situación, sólo hay que saber aplicarlas. ¿Y vosotros, qué consejos nos podéis aportar?